Convocatoria

 

Entropía Vol. 3: Cartografías del vampiro

Antes del uso de la palabra “vampiro”, distintas civilizaciones describieron seres malignos que bebían sangre humana; estas entidades fueron regularmente asociadas a la figura del renacido, sujeto limítrofe entre la vida y la muerte. Las leyendas se esparcieron por todo el globo, con matices en cada región; en el Viejo Continente, el miedo era ya un problema de interés para académicos que negaban o afirmaban su existencia entrando en una discusión cada vez más controversial. A esto se le suma la reflexión de Benito Jerónimo Feijoo publicada en la Carta XX del Tomo cuarto; en ella, el autor reconoce la imposibilidad de establecer un veredicto final en cuanto a la existencia de los vampiros y, sobre ello, expone las razones de su sobrenaturalidad o, en términos más cercanos, su carácter fantástico:

“¿Porque quién no ve que en esos cuentos de Vampiros se envuelven tres imposibles? El primero, mantenerse el Vampiro vivo en el sepulcro, no sólo muchos días, sino muchos meses. De uno, u otro se dice, que pareció después algunos años. Segundo imposible, salir del sepulcro, sin apartar la losa, ni remover la tierra, lo cual parece no puede hacerse sin verdadera penetración del cuerpo del Vampiro con el interpuesto de la tierra, y la piedra. Tercero de la misma especie, el regreso del Vampiro al sepulcro, que tampoco puede ser sin penetración, por intervenir el mismo estorbo“.

La figura vampírica se ha adaptado y/o resemantizado a través del tiempo y el espacio. El miedo y la sigilosa concupiscencia causados por este ser han quedado registrados no solo en leyendas regionales, sino también en textos ensayísticos, periodísticos y literarios. Su figura ha trascendido la cultura y ha impregnado las variadas manifestaciones artísticas; Margo Glantz, en “La metamorfosis del vampiro”, afirma: “El mito del vampiro renace en cada nueva forma que lo engendra y recrea su nuevo acontecer”. Así, con el fin de abordar en su totalidad a este ser ya canónico en el arte de terror, la presente convocatoria de Entropía propone los siguientes ejes de estudio:

  1. El mito vampírico: origen y reactualizaciones.
  2. Lecturas del vampirismo gótico desde Latinoamérica.
  3. Mujer vampira: femme fatale y el miedo a la sexualidad femenina.
  4. Liminalidad del vampiro: problematización del género y la identidad heteronormativa.
  5. Representaciones audiovisuales en películas y series de vampiros.
  6. Transformaciones del vampiro en la pintura, ilustraciones y cómics.
  7. La bestia chupasangre: animales monstruosos y miedo a la naturaleza.
  8. Dukúr Bulu, Camazotz, Piuchén, Pishtaco: perspectivas regionales y comparativas del vampiro en diferentes medios artísticos.

 

Carta Circular:

Circular

Los investigadores que deseen contribuir pueden mandar sus trabajos al siguiente correo: rev.entropia@gmail.com. En Directrices para los autores podrán conocer todo lo necesario para hacer sus envíos de forma correcta.